Los Padres emprendedores y los Valores

En: Mamá Emprendedora En: jueves, mayo 24, 2018 Golpear: 252

Valores trascendentales, luchar por un sueño, tenacidad, perseverancia

En mi humilde opinión, el emprendimiento —crear algo de la nada— no sólo es un increíble reto profesional, sino que además representa uno de los mayores retos personales imaginables.

De hecho, no hay mejor ejercicio de desarrollo personal que intentar crear tu propio negocio.

Piénsalo.

 Vas a dar lo mejor de ti mismo por algo que realmente te apasiona. Te vas a volcar en algo que te ilusiona, vas a hacer algo por los demás, tendrás que enfrentarte a tus propias debilidades y superar tus propios complejos, vas a construir una Audiencia y vas a demostrarles —a base de pasión, paciencia y perseverancia— que puedes solucionar sus problemas, sus retos y sus frustraciones.

Y al final, puedes fracasar (en el sentido convencional de la palabra).

Puede que todo ese esfuerzo termine en nada. Emprender no es como un episodio de El Equipo A donde los planes siempre salen bien. Aquí, ciertamente, el tiro puede salirte por la culata.

 ¿Qué significa todo esto a efectos prácticos, y qué tiene que ver con los padres emprendedores?

Es posible que tu negocio no cuaje, pero mientras intentas crearlo puedes compartir con tus hijos una serie de valores trascendentales como luchar por un sueñoel valor del esfuerzo y la importancia de la tenacidad.

Si enfocas tu negocio no sólo como un negocio ni una oportunidad de aportar valor a miles de personas, sino como una extraordinaria oportunidad de aprendizaje para ti y para tus hijos, de repente todo eso que estás haciendo cobra una dimensión mayor. Aunque al final no salga según lo previsto.

Explica a tus hijos lo que estás construyendo, y explícales por qué lo haces.Comparte con tus hijos las razones por las que estás sacrificando parte de tu tiempo libre para estar encerrado frente al ordenador, y hazles partícipes del proyecto.

 Por cierto, te sorprendería las ideas que puede aportar un niño a tu negocio cuando le explicas lo que estás haciendo, le abres las puertas de tu negocio y le permites que se involucre en lo que mamá o papá está construyendo.

Si quieres emprender,  te garantizo que no te van a faltar obstáculos. Pero la inmensa mayoría de esos obstáculos están dentro de ti, y no fuera.

Emprender con hijos es duro. Los padres emprendedores no lo tenemos nada fácil, e implica retos adicionales que hay que aprender a afrontar. Pero también puede suponer una ventaja competitiva.

Todo depende del color del cristal con que se mire.

 Fuente Oscar Feito

Comentarios

Deje su comentario

Subir